Se hace camino al andar.....

Se hace camino al andar.....
Se hace camino al andar......

lunes, 25 de septiembre de 2017

Los 5 secretos de un Plan de Marketing útil y eficaz para emprender


¿Quieres un Plan de Marketing útil de verdad? ¿Quieres un Plan de Marketing que no solo sea interesante en papel, sino que realmente dé resultados?. Podrás conseguirlo procurando que contenga los siguientes detalles.

Secreto 1. Sencillez y Brevedad
Los planes complejos no funcionan. Los planes con estrategias complicadas, que requieren de gran cantidad de requisitos y condiciones, o que cuestan de entender, no funcionan. Los planes simples, con no muchos objetivos y que van "poco a poco" sin complicar las cosas demasiado son los que se cumplen y funcionan.

Secreto 2. Centrarse en la Acción
Al final son las acciones las que hacen avanzar todo. Todo plan que funciona está centrado en actuar, actuar y actuar. Si nos centramos en actuar y cada día damos un paso, haciendo algo que ayude a conseguir nuestros objetivos, llegaremos lejos.

Secreto 3. Objetivos Claros
Si no sabemos dónde vamos, no nos debe extrañar que no lleguemos nunca a nuestro destino. Por eso todo plan que es útil de verdad sabe perfectamente dónde quiere llegar, es decir, cuáles son los objetivos a alcanzar.

Secreto 4. Aprender las Reglas del Juego

Tomarse el tiempo de conocer al mercado, a la competencia y al mismo contexto que lo rodea: cómo se comunica, cómo se informa, qué herramientas nuevas existen, qué otros productos sustituyen al que.

Secreto 5. Dedica Tiempo y Recursos
Uno obtiene tanto de su Marketing como empeño y recursos pone en la tarea. Si sólo dedicamos el tiempo que nos sobra o bien pretendemos conseguir millones de clientes sin invertir recursos en ello, nos estamos engañando. En el 100% de los casos no se puede conseguir algo a cambio de nada y en el 99.9% no se puede conseguir mucho a cambio de apenas un poco.

@INpulsaempresa


sábado, 16 de septiembre de 2017



 10 riesgos que los inversores evalúan en una Start-up

Cuando presentas tu Start-Up en un foro ante inversores lo primero que tendrán en cuenta al escucharte es lo atractivo o interesante que les parezca tu proyecto en su conjunto. Después vendrá un largo proceso en el que, si les ha gustado, trataran de valorar  los riesgos a los que un negocio se puede enfrentar y de esta forma establecer la recompensa que se producirá en su salida (exit) al cabo de los años pactados para la inversión.
Por lo tanto, en tu presentación como en las posteriores reuniones que vas a tener con el inversor deberás tener en cuenta el minimizar algunos de los riesgos que se producen al iniciar tu Startup:

El momento en que se encuentra el mercado
¿Estamos en el momento adecuado de mercado para iniciar este negocio? Es difícil evaluar este riesgo, pero sin embargo, es muy importante dar los argumentos adecuados para demostrar que si. Una pregunta que debemos contestar siempre al iniciar un proyecto es ¿Porqué no lo ha hecho nadie antes?

Como es nuestro modelo de negocio
¿Explicamos el modelo de negocio con claridad? ¿Cuáles son los supuestos que deberemos de cumplir para que este modelo se pueda realzar? ¿Tenemos alternativas?


Características del mercado del que formaremos parte
¿Cómo es el mercado? ¿Qué competidores vamos a tener? ¿De qué dimensiones de competencia estamos hablando?. ¿Cuáles son las principales barreras de entrada?

Nuestro Target es suficientemente amplio
Puede nuestra iniciativa generar el dinero necesario para resolver satisfactoriamente la inversión.

El riesgo en la gestión
¿Tiene el equipo las habilidades y la pasión para alcanzar sus metas? Y si no, ¿están dispuestos a encontrar a otros que complementen sus habilidades?

La capacidad tecnológica
¿Tiene la Start-up que desarrollar una nueva tecnología que puede no llegar a buen término o que puede tomar mucho más tiempo de lo esperado?

La  capitalización de la estructura
la estructura de capital hasta este momento esta suficiente mente bien construida. Tiene margen para albergar según el crecimiento nuevas inversiones

La posible implicación por parte del inversor
¿La Start-up es receptiva a recibir feedback? Tiene presente la posibilidad de participación de la inversión en las decisiones de futuro?

El riesgo financiero
¿Cuánto dinero requiere la Start-up para lograr sus objetivos? ¿Es manejable dicha cantidad dado el entorno actual y la trayectoria de la empresa hasta aquí?

Riesgo en la propiedad
¿Tiene la Start-up la propiedad de los elementos clave para hacer crecer la empresa, patentes, derechos etc? Hay problemáticas de reglamentación en el sector en el que participa?
La lista de estos riesgos se presenta de forma distinta en cada caso, pero es bueno contemplarlos cuando presentan sus empresas a los inversores.


@INpulsaempresa

miércoles, 13 de septiembre de 2017


Cuando eres inversor y anteriormente has sido emprendedor afrontando en diversas ocasiones  la posibilidad de obtener la confianza de un inversor, se te ocurre pensar en lo que es realmente importante para comunicar con éxito tu proyecto. Aquí te propongo seis posibles formas de construir tu presentación con éxito

Contar una buena historia es la mejor forma  de convencer a alguien de algo. Una narrativa poderosa capta nuestra atención, toca nuestra fibra sensible y nos hace vulnerables. Los inversores se sientan en muchas reuniones aburridas. Hazlo fácil para que presten su atención.

Explica claramente lo que propones.  En muchos casos cuesta entender cuál es realmente tu propuesta. Si quien te escucha no lo entiende, por bueno que sea tu proyecto no voy a invertir. Si no puedes explicarlo a tu posible inversor, debemos pensar que no podrás explicarlo a tus posibles clientes. Entrena para hacerlo en cuatro frases.

Anticípate a lo que puedan preguntarte. Es importante que cuando prepares la presentación seas capaz de dejar puntos de interés para tener una cierta ventaja en las preguntas que puedan realizarte. Esto solo se consigue practicando.

Sé claro sobre tus objetivos. Debemos saber que conseguiremos con la inversión. Un plan financiero puede ser muy bueno, pero si el objetivo no lo vale, no sirve de nada. Mostrarse transparente es muy importante.

Proyecta confianza. En un mundo como este, en el que el riesgo es  el mayor componente del éxito, la confianza es fundamental. Cree en ti y en tu proyecto y si lo haces demuéstralo.

Encuentra los inversores adecuados. No busques “un inversor”. Preocúpate de buscar un inversor apropiado para tu proyecto. La época de los inversores generalistas ha acabado. Busca inversores sectoriales o territoriales. Tendrás la ventaja de que podrán buscar acicates y alternativas que ni tú mismo imaginas.

¿Quién sabe mejor lo que los inversores quieren escuchar de un emprendedor que alguien que  se ha convertido en un Business Ángel?. Los inversores quieren escuchar a la persona.

 Recuerda que un proyecto mediocre con buenos promotores tiene mejor futuro que un buen proyecto con promotores mediocres. 

@INpulsaempresa


sábado, 2 de septiembre de 2017


Valoramos a nuestros clientes ?

Esta es una cuestión que creo que no tenemos suficientemente bien aprendida. O al menos no le damos la importancia que realmente tiene
Cuando nos enfocamos a un nuevo proyecto tendemos a centrarnos en nuestro producto o servicio y estamos tan "enamorados" de la idea que no se nos ocurre pensar mas alla de la misma. Hacemos grandes esfuerzos para explicar, cuando posiblemente lo que deberíamos hacer por encima de todo es escuchar.

@INpulsaempresa

domingo, 27 de agosto de 2017


El hecho de que te llames a ti mismo CEO no te convierte en uno. 

Para ser CEO antes tiene que haber un equipo de personas que están contigo. No acostumbra ser el mejor camino, tener una idea, ver que necesitas un equipo, porque seguro que lo necesitas y acto seguido empezar a repartir cargos de COO, CFO, CTO, etc i finalmente autodenominarte CEO por el solo hecho de haber tenido la idea.
Si una junta directiva no te “nombra” como CEO de una empresa, eres algo así como niño pequeño jugando a ser adulto. Más importante aún, es que es probable que también malinterpretes tus habilidades.
Si no tienes en cuenta los siguientes siete consideraciones es muy posible que en un futuro no muy lejano tengas una decepción.

Tu producto es tu marca. Tú no.
Ten en cuenta esta frase. El secreto de un gran marketing es que llegues a tus clientes con un producto genial que necesitan a un precio justo. Tú puedes promover tu negocio y a ti mismo todo el día, pero si no tienes un producto impresionante que la gente quiera comprar, nada más importa. Tendemos a confundir la promoción personal con la empresarial y en esta última no estás solo.


Si no puedes vender tu visión, nadie va a comprarla.
Todos hablamos de la importancia de la visión, pero tienes que ser capaz de venderla empezando por tus colaboradores y tus posibles inversores, a lo largo de todo el tiempo. Si los interesados no lo compran, nadie más lo hará. Si te encuentras tú mismo “lanzando” la idea de tus sueños, estás en el camino correcto. Para ser CEO has de ser el mejor “comunicador” de tu proyecto.

Siempre tienes que tener suficiente dinero en el banco.
El número uno que hace fracasar a las pequeñas empresas es que se quedan sin dinero en efectivo. Hubo un tiempo en que podías arrancar una empresa gastando muy poco, pero en la actualidad los mercados son tan híper competitivos  que en la primera etapa es mucho más difícil. Si no puedes “enamorar” al menos a uno o a dos inversores con tu idea, es muy probable que no estés listo.

Debes centrarte en hacer una cosa mejor que nadie.
Todo el mundo sabe lo que necesita para diferenciarse, pero pocos entendemos lo que realmente significa esto. Significa dar una propuesta de valor a los clientes que permita evidenciar que tu empresa lo hace mejor que nadie. Una vez averigües lo que es, céntrate en hacer eso y sólo eso.

Los negocios tratan sobre entender a la gente.
Un negocio no se trata en construir tu marca personal, o tu red o tu Twitter. No se trata de tu blog o de lo que publicas en LinkedIn o en Facebook. El negocio trata sobre la gente real. Se fundamenta sobre las relaciones. Si quieres hacer negocios en el mundo real, tienes que conectar y establecer relaciones win-win con gente real en el mundo real y, punto.

Tienes que saber lo que estás haciendo.
La pasión por sí sola no te bastará en estos días. Sea lo que sea que hayas decidido hacer, si no tienes ni idea de lo que estás haciendo, vas a fallar y fracasar. Tarde o temprano tendrás que tomar decisiones inteligentes y eso significa que has de tener la suficiente experiencia y capacidad para saber llevarlo a la práctica. Y no solo con pensar que eres inteligente lo vas a lograr. Todos pensamos que somos inteligentes. Lo siguiente es quedarse en el camino.

Tienes que contratar, motivar y retener a personas con talento.
Este es uno de los aspectos más difíciles de dirigir una empresa. He conocido a decenas de directivos de empresas que no podían contratar a las personas adecuadas o mantenerlas motivadas. Esta es la trampa muy común en las pequeñas empresas y en las nuevas empresas. Ya lo hemos planteado en los dos primeros puntos. Si piensas que dirigir una empresa es algo muy sencillo, adelante, ves a por ello. Pero te garantizo que vas a ver las cosas de manera diferente después intentarlo varias de veces. Ahórrate el problema y consíguelo a la primera. No tengas tanta prisa a llamarte a ti mismo CEO. Es mejor ir convirtiéndose en uno

Recuerda: Si quieres ser un buen CEO, a medio y largo plazo, tus mejores socios son tus colaboradores y tus mejores inversores serán los clientes.