Se hace camino al andar.....

Se hace camino al andar.....
Se hace camino al andar......

domingo, 5 de noviembre de 2017


5 preguntas clave que deberías responder antes de buscar inversión

La primera pregunta que un emprendedor se hace cuando contempla su nueva Start-up es donde va a conseguir dinero de un inversor. Es la pregunta adecuada, pero todo el dinero posible no va a hacer que el negocio funcione si no existe un plan de negocio que lo lleve a buen puerto. Por esto y antes de ir a buscar financiación, existen varias preguntas que se deben responder si realmente piensas que la inversión es tu puerta para el éxito.
 A continuación tienes algunas preguntas clave para formularte a ti mismo, antes de pedir dinero a otros:
1. ¿Realmente necesitas a un inversor para llevar a cabo tu proyecto?
En tu plan de negocio, calcula la cantidad que necesitas y añádele un margen de un 25 %. Considera alternativas que no sean monetarias, como ofrecer participación a otras personas para que formen parte del equipo fundador o el trueque de servicios.
2. ¿Tienes un plan viable?
Si todavía no has diseñado sobre un papel tu plan de negocio, lo más seguro es que no tengas ni idea de cuánto dinero necesitas realmente, o incluso si la oportunidad de negocio es real. El proceso de redactar el plan de negocio es mucho más valioso que su resultado, debido a que te fuerza a pensar en todos sus componentes, y asegura que todos ellos encajan.
3. ¿Qué experiencia tienes en el negocio que quieres llevar a cabo?
Ten mucho cuidado si vas a entrar en un área de negocio desconocida, aunque parezca que sea muy fácil o que prometa un gran retorno. Los verdaderos secretos de cualquier negocio no están en los libros de texto, y no puedes creer todo lo que lees en Internet. La experiencia es el mejor maestro.
4. ¿Tienes pasión por tu idea y oportunidad de negocio?
No existe la alegría en la apertura de un nuevo negocio si no aguantas a la gente, el ambiente que rodea a los negocios o el día a día que conlleva la responsabilidad de tu trabajo. Mucha gente se siente mejor sirviendo a un negocio, mientras que otros están más cómodos construyendo y creando.
 5. ¿Realmente entiendes y aspiras a vivir como un emprendedor?
Ser el fundador de una Start-up no es un simple trabajo, es un estilo de vida. Los emprendedores habitualmente no tienen a quien acudir para apoyarse, con quien tomar decisiones o a quien culpar.
Después de haber pensado en todo esto y llegados a este punto, puedes empezar a pedir dinero para tu negocio. Los profesionales te dirán que la secuencia que debes seguir es primero con tus amigos y la familia, los Business Angel en segundo lugar, y sólo después, el capital riesgo. Cada uno de ellos implica un coste y un esfuerzo.
El proceso para llegar a  ellos es el networking. Empieza asistiendo a los eventos para emprendedores. Debes saber que por el simple hecho de asistir no funciona. Utilice tu espíritu emprendedor para iniciar algunos intercambios y relaciones que pueden llevarte a un siguiente paso.
Empezar un nuevo negocio es una maratón, así que debes prepararte y entrenarte antes. Conseguir dinero es complicado, pero no es la parte más difícil. La parte más dura es hacerlo todo disfrutando. Y recuerda siempre la frase de alguien que lo probó “el dinero es muy fácil de pedir, muy difícil de conseguir y en la mayoría de los casos imposible de devolver”
INpulsaempresa ®


viernes, 20 de octubre de 2017


5 secretos para tener éxito al comunicar

Primeramente os habrá parecido curioso que hayamos introducido la palabra “comunicar” en vez de vender. Una de las grandes herencias que nos viene del siglo XX es que existía una acción empresarial a la que le dábamos mucha importancia, que era la de Vender. Las cosas han cambiado y posiblemente no nos estamos dando cuenta. Entonces “vendíamos”, ahora mayoritariamente “nos compran”. Fruto de las nuevas tecnologías, de la cantidad de información que tiene a su disposición el consumidor y de la facilidad que hay para tomar alternativas por el conocimiento del que disponemos, más que vender hemos de convencer. En este punto nos podremos dar cuenta de la importancia que tendrá la comunicación en nuestra aproximación al consumidor.
Otro día nos extenderemos más en la realidad de estos cambios pero hoy me gustaría hablar de comunicar, que a demás es la mejor arma que tenemos para persuadir al cliente. En este sentido hay una forma de desarrollar nuestras habilidades persuasivas; lo más importante es plantear una actitud convincente y estructurar los argumentos para franquear la coraza de desconfianza y duda frente a la elección que llevamos frente al aluvión de oferta.

Estos son algunos de los secretos sobre los que descansa la comunicación para tener éxito:
1 – Simplicidad: Es crucial mantener el mensaje lo más sencillo y directo posible. “Lo bueno, si es corto, es dos veces bueno”, dice el refranero.
2 – Interés: Debemos enfocar nuestro discurso a las necesidades de nuestro interlocutor, así mantendremos su atención.
3 – Razonamientos:   El cliente sabe lo que quiere o necesita, darle seguridad de que está decidiendo bien es muy importante para él. Hemos de ver nuestro producto desde los ojos del consumidor y no el revés.
4 – Confianza: Tenemos que demostrar que lo que ofrecemos no sólo es bueno, sino que es lo que le hace falta. ¿Por qué no asegurarnos de que nuestro “empaque” sea el más impactante posible?
5 – Empatía: Es lo más difícil de conseguir, se requiere esfuerzo. Se centra en nuestras habilidades sociales y de reconocimiento público. Lejos de parecer lo contrario la venta on-line también se esfuerza en dar esta imagen de empatía que el consumidor exige.


domingo, 15 de octubre de 2017


Reflexiones antes de presentar nuestro proyecto a inversores

A menudo conversamos con emprendedores y nos plantean la necesidad de buscar un inversor para su proyecto. Se dan cuenta de que con la inversión que plantearon al inicio no pueden salir al mercado o que están acabando los recursos y no pueden dedicar mas tiempo y dinero sino es a riesgo de tener que abandonar.

En este punto tienen definida la idea y es muy clara la necesidad. Aseguran que disponen de un nuevo producto o servicio, lo han enseñado a algunos conocidos que entienden del sector y conocen  bien su entorno y les han animado a que lo lancen al mercado. En este momento y en concreto les interesa que les presentes inversores.

Tienen un plan de negocio que es básicamente una definición más o menos detallada del producto o servicio y alguien que conoce el sector que les hace las veces de mentor.
Ante este escenario que se repite en un gran numero de ocasiones es necesario centrarnos para evitar que se quemen en vano un gran numero de energías, dinero y finalmente tiempo, que a la postre es el recurso mas caro que maneja el emprendedor, aunque no lo parezca y en muchos casos no se de cuenta de ello.

Por todo ello hemos querido plantear cinco reflexiones importantes antes de presentar un proyecto a inversión y nos gustaría compartirlas:

Debemos tener un equipo. Es habitual tener una idea y empezar a desarrollarla de forma individual, hasta tenerla más o menos madura. Aunque puede parecer lógico, no es el mejor camino para emprender. Nos cuesta confiar en los demás por miedo a que nos puedan "robar" la idea. Pero la realidad es que uno de los puntos mas importantes y difíciles de conseguir al iniciar un proyecto es disponer de un equipo multidisciplinar y compensado. Esta es la primera realidad  que valorará un inversor.

Debemos tener una propuesta de valor muy bien definida. Una cuestión que parece sencilla y en realidad no lo es tanto es tener una idea clara de la propuesta de valor. Habitualmente nos extendemos en explicaciones sobre el producto, pero no en las diferencias del mismo con los demás, que al fin y al cabo serán la razón por la que nos comprarán a nosotros y no a los otros

Debemos disponer de un cliente. Habitualmente nos da confianza pensar que nuestro público objetivo o el de nuestro producto o servicio es muy amplio. Pensamos que como más amplio sea, más facilidad habrá para consolidar venta. Esto no es necesariamente así. Nuestro producto vale en el mercado en función de que realmente tenga una utilidad determinada para un perfil determinado y los mercados muy amplios a menudo tienen un foco de interés difuso.

Debemos tener un plan de negocio bien desarrollado. Que tenga factibilidad y viabilidad y que ambos sean justificables. En este sentido deberemos tener a ser posible unas métricas que nos permitan defender cada una de las aseveraciones del proyecto. El inversor sabe que algunas de ellas no se cumplirán pero debe ver que realmente está construido y no planteado.

Y finalmente debemos tener claro que perfil de inversor nos interesa  ya que no todos los inversores son adecuados para todos los proyectos. Hemos de buscar un perfil de unas características determinadas que le permitan sentirse interesado por el mismo. En general podríamos hablar de inversores sectoriales o territoriales, pero en cada caso se ha de estudiar muy bien a quien se le plantea, así como el discurso que se utiliza en cada uno de los casos. No nos vale una presentación para la inversión. Lo adecuado será una para cada caso, sabiendo el perfil y los intereses del inversor.


Buscar un inversor a partir de una idea es un arduo trabajo, lo que no quiere decir que sea imposible, pero que si es cierto que es complejo y en muchos casos más lento de lo que el propio emprendedor se plantea. Por ello y siempre que sea posible será importante disponer de una primera factura o en su lugar un interés explicito de compra por parte de alguien que justifique la solidez de la propuesta.

Este contenido forma parte de la colección de acompañamiento a emprendedor de @INpulsaempresa que podreis encontrar en www.inpulsa.eu

lunes, 9 de octubre de 2017


¿Por qué no funciona nuestro plan de Marketing?


Cuando nos damos cuenta que no nos funciona nuestro plan de Marketing, la mayoría de las veces nos quedamos sin saber que hacer sin darnos cuenta de que no es culpa de la estrategia empleada sino de un mal estudio y análisis previo de la situación, el entorno y sus usuarios potenciales.

En este sentido debemos saber que los principales puntos que nos aportarán la diferencia y  que por tanto deberemos tenemos en cuenta son:


·         Define bien tu propuesta de valor. Es la base sobre la que deberás edificar todo lo demás. Si no sabes lo que resuelves y a quien lo resuelves poco podrás avanzar
·         Localiza tu público objetivo. A partir de aquí podremos posicionarnos de forma clara. A partir de aquí, nuestros esfuerzos deben centrarse en mostrar cómo nos  diferenciamos de la competencia.
·         Estudia el público objetivo. Analizar quienes son, cuál es su perfil. Debemos reunir toda la información posible, cuanto más le conozcamos más fácil nos será llamar su atención
·         Observa cuál es el perfil socio-económico y cultural de los posibles clientes. Dependiendo de su perfil económico, social y cultural se moverá en unos medios u otros. Frecuentará más o menos determinados medios sociales, visitará páginas de un determinado tipo, visionará videos o no… Dedicará más o menos tiempo… y cuantas variables podamos estudiar al respecto.
·         Analiza qué nivel de cultura 2.0. En la actualidad es imprescindible identificar si nuestros usuarios navegan en Internet y se conectan a las redes sociales. Este detalle es mas importante de lo que parece. Nuestro público objetivo cada vez mas le da importancia a esto y la forma de comunicar es distinta en el entorno tradicional que en el de internet. La edad  nos ayudará hacer una aproximación de su experiencia.
·         Define de forma clara el perfil de público al que quieres dirigir la estrategia. Contra lo que pueda parecer nuestro mercado potencial no nos da ventaja por ser muy grande. Es mejor escoger un segmento objetivo pequeño. Tratemos de  ponerle cara a la persona a la que quiero vender. Nos será mucho mas fácil definir necesidades y afinidades  

Con estos datos encima de la mesa es momento de plantearse cómo vamos a trabajar. Si nuestra iniciativa es de Internet tenemos que considerar aún más que el comportamiento de compra de un consumidor en un mercado digital es diferente al tradicional, pero en ambos deberemos  esforzarnos en conseguir los siguientes puntos:

·         Generar confianza. La empresa debe impulsar la trasmisión de confianza y seguridad a los clientes. Esta condición es mucho mas importante si tratamos de medios digitales.
·         Demostrar con inmediatez si aporta valor añadido. Ya sea mediante servicios diferenciales, promociones especiales, cheques descuento… Dar incentivos para que los clientes se decanten por tu producto o servicio, o que se pasen a la compra on-line si aún son reacios.
·         Proporcionar herramientas de facilitación de la compra. Facilidad en los procesos. Inmediatez, pasarelas de pago efectivas y fiables, servicios postventa.
Si somos capaces de crear unos pilares que sustenten y justifiquen todas nuestras acciones las probabilidades de éxito de nuestra estrategia serán más altas.

No olvidemos que “la mejor forma de vender es que nos vengan a comprar” 

@INpulsaempresa
www.inpulsa.eu



sábado, 30 de septiembre de 2017


¿Buscando miembros del equipo? La importancia de la selección de los perfiles.

La decisión de seleccionar a una u a otra persona determinará cómo va a evolucionar nuestro día a día más inmediato, el del producto, servicio y proyecto de nuestra compañía.
Es difícil definir cuáles deben ser las características del candidato modelo, que todos queremos en nuestros proyectos, pero lo cierto es que en estas líneas hemos repasado algunas que son fundamentales para garantizar que el proyecto crezca y tenga futuro. Por esto podemos darte algunas ideas.
1. El candidato perfecto ignora la descripción del puesto de trabajo. Cuanto menor es la empresa, más importante que es que sus miembros, se adapten rápidamente a los cambios de prioridades, y a lo que sea necesario, independientemente de la función o cargo que ostentan
2. Son impredecibles. Los mejores trabajando a menudo  hacen las cosas un poco distinto de los demás, de forma peculiar, incluso inusual. Parece extraño, pero esta es la mejor manera de innovar y  a la vez de hacer el trabajo más divertido y transformar un grupo insaboro en un equipo con estilo y sabor. Las personas que no tienen miedo de ser diferentes a menudo se extralimitan y desafían el statu quo. Por eso, ellos vienen con las mejores ideas.
3. Ellos saben cuándo marcar pauta. Una personalidad inusual es divertida. Cuando hay un gran desafío los mejores del equipo dejan de expresar su individualidad y encajan a la perfección en el mismo.
4. Ellos alaban públicamente.  El elogio de un compañero es muy beneficioso, Ellos alaban públicamente y lo hacen fácil Reconocen las contribuciones de los demás, especialmente en entornos de grupo, donde el impacto de sus palabras es aún mayor.
5. Y se quejan en privado. Queremos que todo el mundo exprese sus problemas, pero algunos problemas se manejan mejor en privado.
6.  Los mejores equipos tienen una sensación innata de los problemas y preocupaciones de los que lo rodean Algunos colaboradores no se atreven a hablar en las reuniones. Algunos incluso son reacios a hablar en privado. Esto puede lentificar las acciones y sobre todo las decisiones
7. Los buenos equipos están impulsados por algo más profundo y más personal que sólo el deseo de un buen trabajo Educación, inteligencia, talento y habilidad son importantes, pero la unidad es fundamental. Esto el lo que genera la persona capaz de formar un equipo bien solidificado y eficiente
8. Los buenos perfiles siempre están probando nuevas cosas. Volver a trabajar la línea de tiempo, ajustar el proceso, ajustar el flujo de trabajo. Los grandes empleados siguen procesos pero  prueban cosas nuevas, las analizan y las comparten
9. Los buenos perfiles animan y promueven el cambio. Les gusta cuestionar las mejores formas de hacer las cosas. Lo prueban y si no funciona no dudan en rectificar y aprovechar lo aprendido

10. Los buenos perfiles gustan de trabajar en grupo. Les gusta contrastar opiniones y aprovechar sinergias.
@INpulsaempresa

lunes, 25 de septiembre de 2017

Los 5 secretos de un Plan de Marketing útil y eficaz para emprender


¿Quieres un Plan de Marketing útil de verdad? ¿Quieres un Plan de Marketing que no solo sea interesante en papel, sino que realmente dé resultados?. Podrás conseguirlo procurando que contenga los siguientes detalles.

Secreto 1. Sencillez y Brevedad
Los planes complejos no funcionan. Los planes con estrategias complicadas, que requieren de gran cantidad de requisitos y condiciones, o que cuestan de entender, no funcionan. Los planes simples, con no muchos objetivos y que van "poco a poco" sin complicar las cosas demasiado son los que se cumplen y funcionan.

Secreto 2. Centrarse en la Acción
Al final son las acciones las que hacen avanzar todo. Todo plan que funciona está centrado en actuar, actuar y actuar. Si nos centramos en actuar y cada día damos un paso, haciendo algo que ayude a conseguir nuestros objetivos, llegaremos lejos.

Secreto 3. Objetivos Claros
Si no sabemos dónde vamos, no nos debe extrañar que no lleguemos nunca a nuestro destino. Por eso todo plan que es útil de verdad sabe perfectamente dónde quiere llegar, es decir, cuáles son los objetivos a alcanzar.

Secreto 4. Aprender las Reglas del Juego

Tomarse el tiempo de conocer al mercado, a la competencia y al mismo contexto que lo rodea: cómo se comunica, cómo se informa, qué herramientas nuevas existen, qué otros productos sustituyen al que.

Secreto 5. Dedica Tiempo y Recursos
Uno obtiene tanto de su Marketing como empeño y recursos pone en la tarea. Si sólo dedicamos el tiempo que nos sobra o bien pretendemos conseguir millones de clientes sin invertir recursos en ello, nos estamos engañando. En el 100% de los casos no se puede conseguir algo a cambio de nada y en el 99.9% no se puede conseguir mucho a cambio de apenas un poco.

@INpulsaempresa


sábado, 16 de septiembre de 2017



 10 riesgos que los inversores evalúan en una Start-up

Cuando presentas tu Start-Up en un foro ante inversores lo primero que tendrán en cuenta al escucharte es lo atractivo o interesante que les parezca tu proyecto en su conjunto. Después vendrá un largo proceso en el que, si les ha gustado, trataran de valorar  los riesgos a los que un negocio se puede enfrentar y de esta forma establecer la recompensa que se producirá en su salida (exit) al cabo de los años pactados para la inversión.
Por lo tanto, en tu presentación como en las posteriores reuniones que vas a tener con el inversor deberás tener en cuenta el minimizar algunos de los riesgos que se producen al iniciar tu Startup:

El momento en que se encuentra el mercado
¿Estamos en el momento adecuado de mercado para iniciar este negocio? Es difícil evaluar este riesgo, pero sin embargo, es muy importante dar los argumentos adecuados para demostrar que si. Una pregunta que debemos contestar siempre al iniciar un proyecto es ¿Porqué no lo ha hecho nadie antes?

Como es nuestro modelo de negocio
¿Explicamos el modelo de negocio con claridad? ¿Cuáles son los supuestos que deberemos de cumplir para que este modelo se pueda realzar? ¿Tenemos alternativas?


Características del mercado del que formaremos parte
¿Cómo es el mercado? ¿Qué competidores vamos a tener? ¿De qué dimensiones de competencia estamos hablando?. ¿Cuáles son las principales barreras de entrada?

Nuestro Target es suficientemente amplio
Puede nuestra iniciativa generar el dinero necesario para resolver satisfactoriamente la inversión.

El riesgo en la gestión
¿Tiene el equipo las habilidades y la pasión para alcanzar sus metas? Y si no, ¿están dispuestos a encontrar a otros que complementen sus habilidades?

La capacidad tecnológica
¿Tiene la Start-up que desarrollar una nueva tecnología que puede no llegar a buen término o que puede tomar mucho más tiempo de lo esperado?

La  capitalización de la estructura
la estructura de capital hasta este momento esta suficiente mente bien construida. Tiene margen para albergar según el crecimiento nuevas inversiones

La posible implicación por parte del inversor
¿La Start-up es receptiva a recibir feedback? Tiene presente la posibilidad de participación de la inversión en las decisiones de futuro?

El riesgo financiero
¿Cuánto dinero requiere la Start-up para lograr sus objetivos? ¿Es manejable dicha cantidad dado el entorno actual y la trayectoria de la empresa hasta aquí?

Riesgo en la propiedad
¿Tiene la Start-up la propiedad de los elementos clave para hacer crecer la empresa, patentes, derechos etc? Hay problemáticas de reglamentación en el sector en el que participa?
La lista de estos riesgos se presenta de forma distinta en cada caso, pero es bueno contemplarlos cuando presentan sus empresas a los inversores.


@INpulsaempresa

miércoles, 13 de septiembre de 2017


Cuando eres inversor y anteriormente has sido emprendedor afrontando en diversas ocasiones  la posibilidad de obtener la confianza de un inversor, se te ocurre pensar en lo que es realmente importante para comunicar con éxito tu proyecto. Aquí te propongo seis posibles formas de construir tu presentación con éxito

Contar una buena historia es la mejor forma  de convencer a alguien de algo. Una narrativa poderosa capta nuestra atención, toca nuestra fibra sensible y nos hace vulnerables. Los inversores se sientan en muchas reuniones aburridas. Hazlo fácil para que presten su atención.

Explica claramente lo que propones.  En muchos casos cuesta entender cuál es realmente tu propuesta. Si quien te escucha no lo entiende, por bueno que sea tu proyecto no voy a invertir. Si no puedes explicarlo a tu posible inversor, debemos pensar que no podrás explicarlo a tus posibles clientes. Entrena para hacerlo en cuatro frases.

Anticípate a lo que puedan preguntarte. Es importante que cuando prepares la presentación seas capaz de dejar puntos de interés para tener una cierta ventaja en las preguntas que puedan realizarte. Esto solo se consigue practicando.

Sé claro sobre tus objetivos. Debemos saber que conseguiremos con la inversión. Un plan financiero puede ser muy bueno, pero si el objetivo no lo vale, no sirve de nada. Mostrarse transparente es muy importante.

Proyecta confianza. En un mundo como este, en el que el riesgo es  el mayor componente del éxito, la confianza es fundamental. Cree en ti y en tu proyecto y si lo haces demuéstralo.

Encuentra los inversores adecuados. No busques “un inversor”. Preocúpate de buscar un inversor apropiado para tu proyecto. La época de los inversores generalistas ha acabado. Busca inversores sectoriales o territoriales. Tendrás la ventaja de que podrán buscar acicates y alternativas que ni tú mismo imaginas.

¿Quién sabe mejor lo que los inversores quieren escuchar de un emprendedor que alguien que  se ha convertido en un Business Ángel?. Los inversores quieren escuchar a la persona.

 Recuerda que un proyecto mediocre con buenos promotores tiene mejor futuro que un buen proyecto con promotores mediocres. 

@INpulsaempresa


sábado, 2 de septiembre de 2017


Valoramos a nuestros clientes ?

Esta es una cuestión que creo que no tenemos suficientemente bien aprendida. O al menos no le damos la importancia que realmente tiene
Cuando nos enfocamos a un nuevo proyecto tendemos a centrarnos en nuestro producto o servicio y estamos tan "enamorados" de la idea que no se nos ocurre pensar mas alla de la misma. Hacemos grandes esfuerzos para explicar, cuando posiblemente lo que deberíamos hacer por encima de todo es escuchar.

@INpulsaempresa

domingo, 27 de agosto de 2017


El hecho de que te llames a ti mismo CEO no te convierte en uno. 

Para ser CEO antes tiene que haber un equipo de personas que están contigo. No acostumbra ser el mejor camino, tener una idea, ver que necesitas un equipo, porque seguro que lo necesitas y acto seguido empezar a repartir cargos de COO, CFO, CTO, etc i finalmente autodenominarte CEO por el solo hecho de haber tenido la idea.
Si una junta directiva no te “nombra” como CEO de una empresa, eres algo así como niño pequeño jugando a ser adulto. Más importante aún, es que es probable que también malinterpretes tus habilidades.
Si no tienes en cuenta los siguientes siete consideraciones es muy posible que en un futuro no muy lejano tengas una decepción.

Tu producto es tu marca. Tú no.
Ten en cuenta esta frase. El secreto de un gran marketing es que llegues a tus clientes con un producto genial que necesitan a un precio justo. Tú puedes promover tu negocio y a ti mismo todo el día, pero si no tienes un producto impresionante que la gente quiera comprar, nada más importa. Tendemos a confundir la promoción personal con la empresarial y en esta última no estás solo.


Si no puedes vender tu visión, nadie va a comprarla.
Todos hablamos de la importancia de la visión, pero tienes que ser capaz de venderla empezando por tus colaboradores y tus posibles inversores, a lo largo de todo el tiempo. Si los interesados no lo compran, nadie más lo hará. Si te encuentras tú mismo “lanzando” la idea de tus sueños, estás en el camino correcto. Para ser CEO has de ser el mejor “comunicador” de tu proyecto.

Siempre tienes que tener suficiente dinero en el banco.
El número uno que hace fracasar a las pequeñas empresas es que se quedan sin dinero en efectivo. Hubo un tiempo en que podías arrancar una empresa gastando muy poco, pero en la actualidad los mercados son tan híper competitivos  que en la primera etapa es mucho más difícil. Si no puedes “enamorar” al menos a uno o a dos inversores con tu idea, es muy probable que no estés listo.

Debes centrarte en hacer una cosa mejor que nadie.
Todo el mundo sabe lo que necesita para diferenciarse, pero pocos entendemos lo que realmente significa esto. Significa dar una propuesta de valor a los clientes que permita evidenciar que tu empresa lo hace mejor que nadie. Una vez averigües lo que es, céntrate en hacer eso y sólo eso.

Los negocios tratan sobre entender a la gente.
Un negocio no se trata en construir tu marca personal, o tu red o tu Twitter. No se trata de tu blog o de lo que publicas en LinkedIn o en Facebook. El negocio trata sobre la gente real. Se fundamenta sobre las relaciones. Si quieres hacer negocios en el mundo real, tienes que conectar y establecer relaciones win-win con gente real en el mundo real y, punto.

Tienes que saber lo que estás haciendo.
La pasión por sí sola no te bastará en estos días. Sea lo que sea que hayas decidido hacer, si no tienes ni idea de lo que estás haciendo, vas a fallar y fracasar. Tarde o temprano tendrás que tomar decisiones inteligentes y eso significa que has de tener la suficiente experiencia y capacidad para saber llevarlo a la práctica. Y no solo con pensar que eres inteligente lo vas a lograr. Todos pensamos que somos inteligentes. Lo siguiente es quedarse en el camino.

Tienes que contratar, motivar y retener a personas con talento.
Este es uno de los aspectos más difíciles de dirigir una empresa. He conocido a decenas de directivos de empresas que no podían contratar a las personas adecuadas o mantenerlas motivadas. Esta es la trampa muy común en las pequeñas empresas y en las nuevas empresas. Ya lo hemos planteado en los dos primeros puntos. Si piensas que dirigir una empresa es algo muy sencillo, adelante, ves a por ello. Pero te garantizo que vas a ver las cosas de manera diferente después intentarlo varias de veces. Ahórrate el problema y consíguelo a la primera. No tengas tanta prisa a llamarte a ti mismo CEO. Es mejor ir convirtiéndose en uno

Recuerda: Si quieres ser un buen CEO, a medio y largo plazo, tus mejores socios son tus colaboradores y tus mejores inversores serán los clientes.