Se hace camino al andar.....

Se hace camino al andar.....
Se hace camino al andar......

lunes, 18 de noviembre de 2019



Algunas personas sueñan..........





Hoy os voy a plantear una reflexión muy importante al emprender y que hay que tener muy en cuenta cuando nos planteamos un nuevo proyecto. Quien no se ha encontrado con personas que te anuncian que tienen una idea, que es algo que puede ser extraordinario, que es un negocio seguro, pero luego no llegan a pasar nunca a la acción.  

Es mas habitual de lo deseable que nos pueda pasar esto. Siempre hay una excusa para dejar para mañana cualquier cosa que nos haga salir de lo que calificamos nuestra zona de confort.

Luego nos quejamos de nuestras limitaciones, sin darnos cuenta de que a menudo, o casi siempre somos nosotros que nos las imponemos.

lunes, 11 de noviembre de 2019

5 secretos para tener éxito al comunicar

Primeramente os habrá parecido curioso que hayamos introducido la palabra “comunicar” en vez de vender. Una de las grandes herencias que nos viene del siglo XX es que existía una acción empresarial a la que le dábamos mucha importancia, que era la de Vender.
Las cosas han cambiado y posiblemente no nos estamos dando cuenta. Entonces “vendíamos”, ahora mayoritariamente “nos compran”. Fruto de las nuevas tecnologías, de la cantidad de información que tiene a su disposición el consumidor y de la facilidad que hay para tomar alternativas por el conocimiento del que disponemos, más que vender hemos de convencer. En este punto nos podremos dar cuenta de la importancia que tendrá la comunicación en nuestra aproximación al consumidor.
Otro día nos extenderemos más en la realidad de estos cambios pero hoy me gustaría hablar de comunicar, que a demás es la mejor arma que tenemos para persuadir al cliente. En este sentido hay una forma de desarrollar nuestras habilidades persuasivas; lo más importante es plantear una actitud convincente y estructurar los argumentos para franquear la coraza de desconfianza y duda frente a la elección que llevamos frente al aluvión de oferta.

Estos son algunos de los secretos sobre los que descansa la comunicación para tener éxito:
1 – Simplicidad: Es crucial mantener el mensaje lo más sencillo y directo posible. “Lo bueno, si es corto, es dos veces bueno”, dice el refranero.
2 – Interés: Debemos enfocar nuestro discurso a las necesidades de nuestro interlocutor, así mantendremos su atención.
3 – Razonamientos:   El cliente sabe lo que quiere o necesita, darle seguridad de que está decidiendo bien es muy importante para él. Hemos de ver nuestro producto desde los ojos del consumidor y no el revés.
4 – Confianza: Tenemos que demostrar que lo que ofrecemos no sólo es bueno, sino que es lo que le hace falta. ¿Por qué no asegurarnos de que nuestro “empaque” sea el más impactante posible?
5 – Empatía: Es lo más difícil de conseguir, se requiere esfuerzo. Se centra en nuestras habilidades sociales y de reconocimiento público. Lejos de parecer lo contrario la venta on-line también se esfuerza en dar esta imagen de empatía que el consumidor exige.

miércoles, 6 de noviembre de 2019





3 puntos que debemos tener claros para empezar un proyecto


Todos tenemos ideas, podríamos decir más, tenemos cientos de ideas que algunas de ellas, me atrevería  a asegurar que podrían convertirse en negocio, pero nos resulta difícil visualizar el éxito al iniciar el trayecto de un nuevo proyecto.

Es entonces cuando nos preguntamos por qué nos resulta tan difícil superar el espacio que nos separa entre la idea y la monetización de la misma.

Aquí he querido aportarte tres razones por las cuales nos es tan difícil iniciar esta aventura.

  • El Cliente. En el centro de nuestro proyecto ponemos la idea en vez de situar al cliente. Éste será finalmente quien deberá comprárnosla. Desde nuestro punto de vista tiene lógica, ya que es nuestra idea. Seguramente dominamos el producto o servicio tendemos a creer que no podemos equivocarnos. Pero el cliente no nos compra un producto o servicio, nos compra y paga la solución de una necesidad. Cuando se lo presentamos deberemos poner en el foco al propio cliente. Qué es lo que deseamos resolverle, como interpreta él lo que nosotros le ofrecemos

  • La propuesta de valor. En tal caso no debemos fijarnos en las bondades de nuestra idea, sino en cuáles son las diferencias que podemos ofrecerle y por qué le resultarán determinantes para comprarnos a nosotros y no a otro.  Vivimos en un entorno que hay mucho de todo y nuestra opción es diferenciarnos y demostrar que podemos ser útiles para resolver su necesidad.

  •  Como es el mercado. Algo que habitualmente no tenemos en cuenta es estudiar el entorno en el que deberemos desenvolvernos. Será muy importante hacernos preguntas como ¿Cómo haremos llegar nuestro mensaje al cliente? ¿Tenemos un perfil definido al que podamos atender? ¿Cómo de grande es nuestro mercado objetivo? ¿Que resolvemos y por qué no se ha hecho antes? Y un sinfín de preguntas más que son las que nos llevarán a acertar nuestra estrategia

Luego nos ocuparemos de lo demás. También es importante, pero un buen trabajo en estos tres puntos nos permitirá abordar todos los demás con más seguridad y mejores posibilidades de obtener los resultados deseados.

martes, 22 de octubre de 2019



Ante el reto de formar un equipo para emprender


El primer gran reto que observamos cuando nos enfrentamos  al emprender un nuevo proyecto es siempre el de construir un equipo que nos facilite el desarrollarlo de forma adecuada y sostenible. Los primeros meses y aun diría años de una compañía son difíciles porque se precisa de conocimiento, habilidades, capacidad y talento  para sortear los problema de la puesta en marcha y la consolidación del modelo de negocio . Es cuando nos encontramos solos, ya que la empresa no puede pagar por necesidades y difícilmente podemos disponer de todas estas aptitudes.


La pregunta que entonces se plantea es ¿Cómo debemos hacerlo para acercar a nuestro proyecto el equipo necesario para desarrollarlo? La respuesta no es sencilla, pero nos sirve para empezar.


Hay tres principios básicos que debes cumplir para llevar a cabo con éxito esta búsqueda:


  • Tener claros los perfiles necesarios para acompañarte. Para esto te será de mucha utilidad el DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Entre las tres primeras podrás encontrar cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles para enfilar el proyecto
  • Una vez los tengas definidos y dispongas de uno o varios perfiles que se ajusten a tu interés, será imprescindible ponerte en modo de búsqueda activa de posibles aspirantes a cumplir con éste perfil. Es importante en este punto que los posibles aspirantes que contactes tengan interés de escucharte
  • En tercer lugar y posiblemente la más importante tu convencimiento y seguridad de poder explicarlo con solidez, claridad, convencimiento y por qué no, pasión,  a una tercera persona. Esto demostrará que conoces los detalles, dominas el escenario en el que trabajas y tienes bien asimilado el proyecto, por lo que transmites confianza.

En muchos casos  nuestro factor limitante para, ya no solo encontrar, si no para lanzarnos a buscar un compañero de aventura es nuestra falta de seguridad en nosotros mismos, ya sea por no disponer de los suficientes argumentos sobre las posibilidades del proyecto o por la falta de confianza que tenemos en el modelo de negocio planteado.Un error habitual al plantear nuestro proyecto a terceras personas es entretenernos mucho dando detalles del producto o servicio en vez de poner el énfasis en nuestra propuesta de valor frente a lo existente y en como lo haremos para llegar lo más rápidamente posible de la idea que compartimos a la posibilidad de convertirla en dinero.


viernes, 4 de octubre de 2019



               
        
                 5 minutos ante tu futuro inversor

Cuando empezamos a pensar que tenemos el proyecto avanzado y estamos vislumbrando una primera factura que nos sirva para demostrar que nuestro modelo es factible y viable, nos viene una nueva etapa muy importante. Hemos de empezar a pensar en buscar financiación. Es por esto que me atrevo a introducirte en cinco puntos en los que habitualmente nos equivocamos no haciéndolas y otros cinco que corresponden a cosas que nos equivocamos haciéndolas.

En este sentido y ante nuestro posible inversor debemos ser conscientes de que:

Nos beneficia:

1.   Ser breve y hablar sólo de las cosas importantes. La gente difícilmente te escuchara con atención más allá de 1’40’’, a no ser que sea de su interés.
2.   Los logros ayudan: Si puedes hablar de ellos, pero no nos conviene abusar.
3.   Debemos dominar las respuestas a  las preguntas que posiblemente nos puedan hacer. Evitará que nos alejemos de la pregunta, nos da seguridad y sobre todo damos confianza a quien nos escucha.
4.  Hacer algo diferente: Normalmente se presentan de 6 a 10 proyectos que producen un cierto cansancio y hacen perder  la atención del público. El cambio de ritmo frecuente y algún toque de humor facilita la distensión, aumenta el grado de atención y sobre todo permite enfatizar conceptos que nos interesa que recuerden las personas que nos escuchan.
5. Si tenéis en el equipo una mujer, que participe en la presentación. En general, la mujer tiene un nivel superior de concisión, es más esquemática y aplica un ritmo distinto a la presentación , haciéndola más amena.
    
   Debemos evitar:

1.   Ser conservador en las cifras: El inversor por defecto ya conoce este hecho y aplicará un coeficiente corrector de prudencia a lo que se presente.
2.    Marcharnos por las ramas El inversor está escuchando porque le interesa la empresa, no te obstines en venderle el producto.
3.   El texto en las transparencias sobra: Las transparencias, si las usas, deben tener poco texto y muchas “ideas fuerza”
4.   No te pierdas en ejemplos y detalles concretos. Los ejemplos los dejamos para más adelante. Ves al grano.
5.   La primera vez no debemos desanimarnos: No estamos  contentos de lo que hemos hecho. Quédate con lo positivo, tendrás nuevas oportunidades.