Se hace camino al andar.....

Se hace camino al andar.....
Se hace camino al andar......

martes, 13 de abril de 2021

 

Como emprendedor se debe ser buen vendedor


En multitud de ocasiones hemos oído decir que para emprender se debe disponer de capacidad y visión comercial. Aunque si es cierto que ésta cualidad es necesaria pero no suficiente para triunfar, puede asegurarnos un buen porcentaje de posibilidades de que un proyecto progrese y salga adelante.



Es claro que como emprendedor se debe ser buen vendedor. Ya sea el CEO o alguien de su confianza debe ser un valor en el ámbito de la venta. En el mundo empresarial este concepto no es desconocido, pero resulta importante reconocer las capacidades que debe tener el emprendedor, como impulsor del proyecto, si quiere que éste se desarrolle con facilidad. Debe estar muy próximo al dialogo con sus clientes, incluso debe conocer bien la opinión de sus no-clientes con el fin de definir el camino y las decisiones a tomar en el conjunto de la empresa. Nadie mejor que el propio impulsor podrá detallar y convencer a sus inversores o clientes sobre las oportunidades del proyecto.


Muchos proyectos empiezan con un diseño casi perfecto de las operaciones, de las campañas de marketing y de una ajustada pero precisa financiación. Pero olvidan la parte más decisiva que es la salida al mercado. Todo ello lo resolveremos prestando especial atención al cliente y dedicando los recursos necesarios a conocer como se producirá la generación de ingresos.

También nos hemos preguntado cual es la clave para triunfar al emprender. La respuesta no es fácil y al final llegamos a la conclusión de que es muy importante saber “vender” o mejor dicho "comunicar" para convencer. Otra opción sería disponer de estos recursos de alguna otra forma en nuestro proyecto.

Debemos tener en cuenta que, a pesar de ser su base, lo más importante del conjunto de cualquier proyecto no es la tecnología empleada, la innovación o el valor añadido que nos proporciona. Lo más relevante es saber “vender” lo que ofrece el proyecto. Debemos convencernos de que hemos pasado de un entorno social de oferta a uno de demanda y por tanto la comunicación entre las partes es cada día más crucial

Muchos proyectos empiezan con un diseño casi perfecto de las operaciones, de las campañas de marketing y de una ajustada pero precisa financiación. Pero olvidan la parte más decisiva que es la salida al mercado. Todo ello lo resolveremos prestando especial atención al cliente y dedicando los recursos necesarios a conocer como se producirá la generación de ingresos.

martes, 6 de abril de 2021

 

Algunos consejos para emprender

 

Una constante común al emprender es la escasez de recursos de que se disponen para poner en funcionamiento el proyecto. Lo que denominamos el “valle de la muerte”, que va desde el inicio de la puesta en práctica de la idea a la primera factura o a la inversión, ya que éste es el espacio de tiempo más temido porqué puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. 

No hay duda de que la puesta en marcha de un nuevo negocio, además de depender de la idea, está sujeto a la cantidad de recursos de que dispongamos. Por ello deseamos plantear algunas soluciones. Hay veces que optamos por prescindir de personal especializado necesario, si no podemos disponer de él en el propio equipo y a riesgo. En otros lo sustituimos por perfiles en outsourcing a la espera de disponer del capital para poder internalizarlos.

 


En éste caso no hay ideas buenas ni malas. La idea por excelencia debería ser configurar un equipo potente a riesgo para asegurar un buen lanzamiento del proyecto. La respuesta fácil es decirnos: ¡Conseguir esto no es fácil!

Hagamos pues una primera reflexión. Debemos tener en cuenta que conseguir compañeros para nuestra aventura es la “primera venta” que deberemos hacer en nuestra futura empresa. Difícilmente conseguiremos nuestro propósito en el mercado si no somos capaces de “enamorar” a alguien que, además tendrá la expectativa de ganar dinero con ello.

A pesar de todo ello podemos dar otras orientaciones que servirán para resolver éste y algunas otras dudas que te surgirán:

· Piensa en grande: Antes necesitábamos una estructura muy pesada para dar forma un negocio y atender a nuestros posibles clientes desde el primer día. Ahora la tecnología e Internet nos ofrecen posibilidades para visibilizarnos, globalizar y por ende conseguir nuevos clientes. Según como sea nuestro modelo de negocio, no necesitaremos ni tan solo una estructura física para empezar. La tecnología permitirá relacionarnos on-line a nivel local e internacional y realizar las mismas acciones promocionales que haríamos con una estructura física. Planifiquémoslo y veremos que es posible.

· Ofrece Servicios y no productos   Esto nos facilitará trabajar con recursos limitados. Los servicios son por definición tendentes al coste variable y esto nos beneficiará. Debemos fijarnos que las empresas de Outsourcing que habitualmente utilizamos siguen este modelo y ya son tendencia. Investiga que necesita el cliente y dáselo.

· Utiliza la tecnología y aprovéchala en tu beneficio. La Tecnología ofrece muchos canales de comunicación y divulgación con la posibilidad de que los aprovechemos con un coste muy bajo o incluso gratuitos. Aprovecha las redes. No caigas en el error de pensar que lo son todo, pero pueden ayudarte si sabes aprovecharlas. Define objetivos.

· Hay tiempo de pensar en Beneficios, pensemos en desarrollo. Reinvierte. Esto te potenciara los flujos de trabajo y te ayudara a crecer por sí solo. Invierte.

· Tu mejor inversor son tus clientes. Recuérdalo siempre i cuídalos. Ponlos en el centro de tu proyecto porque son la razón principal de tu empresa y siempre serán el centro de toda tu historia empresarial. Escúchales, conóceles y no olvides nunca hablar con ellos. Son precisamente ellos los que nos darán las mejores ideas.